Intel impulsa las investigaciones en informática neuromórfica y cuántica

Intel impulsa las investigaciones en informática neuromórfica y cuántica

0 81 views

Intel ha anunciado en el Consumer Electronics Show de 2018 en Las Vegas dos grandes hitos en sus esfuerzos para la investigación y el desarrollo de tecnologías informáticas futuras, incluyendo la informática cuántica y la informática neuromórfica, que tienen potencial para ayudar a sectores industriales, a instituciones dedicadas a las investigaciones y a la sociedad en general a resolver los problemas que no pueden solucionar con los ordenadores clásicos en la actualidad.

Durante su ponencia, Brian Krzanich, CEO de Intel, anunció el éxito en el diseño, la fabricación y suministro de un chip de pruebas quánticas de superconducción de 49-qubit. En la ponencia también habló de las promesas que ofrece la informática neuromórfica.

La digitalización de casi todo está creando un impresionante aumento de los datos estructurados y no estructurados, además del incremento del deseo para recopilar, analizar y actuar basándonos en esta información.  Todo ello está impulsando una demanda cada vez mayor de rendimiento informático, además de generar un interés por parte de Intel para realizar investigaciones en estas arquitecturas nuevas y especializadas.

Ampliación del sistema informático cuántico

Sólo dos meses después del suministro de un chip de pruebas de superconducción de 17-qubit, Intel dio a conocer el “Tangle Lake”, un chip de pruebas quánticas de superconducción de 49-qubit. El chip toma su nombre de una cadena de lagos en Alaska, y es un guiño a las temperaturas extremadamente frías y al estado enmarañado que precisan los bits cuánticos (o “qubits”) para funcionar.

Tangle Lake representa el progreso para alcanzar los objetivos de Intel en el desarrollo de un sistema informático cuántico completo, desde la arquitectura a los algoritmos para controlar la electrónica.  La obtención de un chip de pruebas de 49-qubit es un hito importante porque permite a los investigadores valorar y mejorar las técnicas de corrección de errores y simular problemas informáticos.

En su ponencia, Krzanich predijo que la informática cuántica resolverá los problemas que hoy podrían mantener ocupados a los mejores superordenadores durante meses o años, como el desarrollo de medicamentos, la elaboración de modelos financieros y las previsiones meteorológicas. Aunque la informática cuántica tiene potencial para resolver los problemas convencionales que no pueden solucionarse con los ordenadores convencionales, este campo aún se encuentra en sus orígenes.

“En la búsqueda para ofrecer un sistema informático cuántico comerciablemente viable, cualquiera puede ganar”, afirmó Mike Mayberry, vicepresidente corporativo y director general de Intel Labs. “Pensamos que pueden trascurrir entre cinco y siete años antes de que el sector se ocupe de los problemas a escala de ingeniería, y esto probablemente precisará 1 millón o más de qubits para que tenga importancia comercial”.

La necesidad para generar una mayor cantidad de qubits operativos es la razón por la que Intel, además de invertir en qubits de superconducción, también investiga los llamados spin qubits en silicio. Los spin qubits podrían ofrecer grandes mejoras, porque son mucho más pequeños que los qubits de superconductores.  Los spin qubits recuerdan a transistores de un único electrón, muy parecidos a los transistores convencionales y potencialmente fabricables con unos procesos comparables.  De hecho, Intel ya ha invertido en un proyecto de fabricación de spin qubits con su propia tecnología de proceso de 300 mm.

La promesa de la informática neuromórfica

Krzanich también mostró las investigaciones de Intel en informática neuromórfica, un nuevo paradigma informático inspirado en el funcionamiento del cerebro que podría generar importantes mejoras en rendimiento y eficiencia energética al futuro de la inteligencia artificial.

Intel Labs ha desarrollado un chip de investigaciones neuromórficas, con nombre de código “Loihi”, que incluye unos circuitos digitales y que imita las operaciones básicas del cerebro. Loihi combina la formación y las inferencias en un único chip, con el objetivo de hacer más eficiente el aprendizaje automático.

Krzanich destacó la importancia de estas investigaciones y el progreso que Intel está logrando en este terreno. “Intel está realizando grandes esfuerzos en investigación y hoy contamos con un chip de investigaciones neuromórficas totalmente operativo”, afirmó. “Esta increíble tecnología se incorpora a la amplia variedad de soluciones de AI que Intel está desarrollando”

Los chips neuromórficos podrían utilizarse fundamentalmente en cualquier lugar en donde necesite el procesamiento de datos en situaciones reales en unos entornos en tiempo real y en evolución.  Por ejemplo, estos chips podrían permitir unas cámaras de seguridad más inteligentes e infraestructuras para ciudades inteligentes diseñadas para facilitar las comunicaciones en tiempo real con vehículos autónomos.

En el primer semestre de este año, Intel tiene planes para compartir el chip de pruebas Loihi con destacadas universidades e instituciones dedicadas a investigaciones, utilizándolo al mismo tiempo en conjuntos de datos y problemas más complejos.

 

 

B2B
gdata
Expo Chile 2017  700 x 110